27 feb. 2010

El "ser" finlandés, a lo dominicano.

Antes de leer lo que acabo de publicar, vale señalar que estas no son más que generalizaciones personales, y que en cada uno de los temas tocados, existen muchas excepciones, tanto de un lado como del otro.

Anteriormente ya había soltado ciertas pistas
sobre la forma de ser de los finlandeses, pero ahora trataré de hacer una descripción más detallada y profunda de dicho "fenómeno", por lo menos ante los ojos y experiencias comunes de la mayoría de los extranjeros (incluido yo, claro). Digo fenómeno no en sentido despectivo, si no mas bien en el sentido de que su manera de ser sorprende y se le hace extraña a cualquiera que provenga de otra parte del mundo, sobre todo a los latinos y más específicamente a un dominicano.

Si bien es cierto que cada país dice que no hay nadie como sus ciudadanos, les puedo asegurar que los finlandeses son una especie única en el mundo. Porque es que las combinaciones radicales que se encuentran en la personalidad común finlandesa, no son nada lógicas y dudo que se repitan en otra parte del planeta.

Como he dicho anteriormente, aquí en Finlandia he tenido la oportunidad de conocer personas de todas partes del mundo, y aunque siga pensando que los dominicanos somos "clase" aparte, tengo que admitir que las cosas comunes que he encontrado entre dominicanos, venezolanos, colombianos, brasileños, chilenos, mexicanos, españoles y hasta gringos, son tantas, que me han hecho pensar que después de todo, no somos tan distintos.

Sin embargo con los finlandeses no pasa igual. Mi impresión en general es que entre Finlandia y las vecinas Rusia y Suecia, hay más similitudes en el clima que entre su gente en sí. Así que ni hablar de lo común entre un latino y un finlandés.

Parece que el tener una población sumamente baja, de apenas 5.1 millones de habitantes (menos de la mitad que los mal contados 11 millones de dominicanos), en un país relativamente grande (al menos 8 veces Rep. Dominicana) y con un idioma que debido a su grado de dificultad (entre los más difíciles del mundo), complica el acercamiento y establecimiento de inmigrantes, han hecho del finlandés un individuo prácticamente atípico.

Pero bueno, tampoco es que sean extraterrestres, es solo que no son a lo que uno está acostumbrado ni a lo que hemos visto en las pantallas. Por eso me voy a atrever a hacer algunas comparaciones entre lo que considero un finlandés común y un dominicano común.

Para empezar, los finlandeses son extremadamente tímidos, tanto a la hora de hablar e interactuar con otras personas (sobre todo con desconocidos), como para mostrar sus emociones. El dominicano por lo general no lo es, hablamos hasta por los codos, ya sea con un amigo, con alguien que acabas de conocer o simplemente con cualquier extraño que te encuentres en alguna fila de un banco o un supermercado: que si Sammy la botó, que en mi casa no hay luz desde ayer o que simplemente la calle esta dura y por ahí seguimos (jaja, sigo usando al Sammy para los ejemplos, aunque tiene unos años retirado ya, como se nota que uno se está poniendo viejo, me recuerda a los "papás" de uno, que todavía hablan de Marichal y los hermanos Alou, como si estuvieran jugando todavía).










Los hermanos Alou y Juan Marichal, en sus verdaderos tiempos



Pero no se confundan, un tímido finlandés no tiene nada que ver con un tímido dominicano. Yo soy sumamente tímido en Dominicana, pero sin embargo, aquí paso por "freco", muy "sabroso", o que a veces soy más cordial de lo que debería ser, ya que lamentablemente (para mi), la cordialidad en Finlandia funciona diferente al resto de los países, donde normalmente saludar o entablar alguna conversación es de buena educación, aquí pareciera que lo que está bien visto es dejar al otro tranquilo y no molestar.

Rara vez encontrarás a un finlandés saludando a un extraño. Apenas saludan a sus vecinos. Yo viví casi un año entero en un edificio de apartamentos, y nunca me enteré de quien vivía abajo, arriba, o al lado de mi. Supongo que muchas veces saludé a gente que andaban de visita, pensando que eran mis vecinos, jaja; aunque al final, si nunca los conocí, ¿Qué diferencia hace?

El finlandés "tímido" evita mirarte a los ojos; y si acaso logras tener contacto visual, puedes notar cierto pánico ante la posibilidad que le puedas hablar. Es tanto así, que se bromea con que la verdadera razón por la que dentro de un tren los finlandeses leen el "metro" (el diario libre internacional), es para evitar ver a quien tienen enfrente, jaja.

Y precisamente hablando de periódicos y trenes; como anécdota les cuento que hace unos días, en mi rutina diaria de ir a mis clases de finlandés, estaba yo sentado en el tren, leyendo uno de los famosos "metro" que había tomado anteriormente en la estación. Al acabar de hacer mi usual "allante" de que había entendido lo que había "leído" y que ya no necesitaba más el periódico, me doy cuenta que hay un señor en el asiento de enfrente, que con su mirada fija en el periódico, me delataba su deseo de leerlo. Sabiendo ya como son los finlandeses, lo quise poner a prueba. Empecé a actuar como si quisiera desprenderme del periódico pero que no sabía donde ponerlo, para ver si así el finlandés se animaba a pedírmelo o que simplemente me preguntara si podía tomarlo prestado. Pero por más acrobacias que hice con el periódico, el finlandés ni siquiera amagó con pedirlo o hablar, se limitó simplemente a insinuar con la mirada. Al final, decido colocarlo sobre el compartimiento que hay sobre los asientos, pero no sobre el que estaba sobre nosotros, sino sobre los asientos del otro lado del pasillo. No había yo terminado de ponerlo en su destino cuando ya estaba el señor con la mano como una tenaza, esperando que yo lo soltara para ahí mismo cogerlo. ¿Qué tan difícil puede ser abrir la boca y pedirlo? A los finlandeses inexplicablemente les cuesta.

En una situación similar entre dominicanos, pasaría lo siguiente: el que quiere pero no tiene el periódico, cuando se percata de que ya terminaste, lo primero que te dice es "échamelo pa' acá" o simplemente te advierte con antelación "oye papá, cuando termines, ya tu sabes!!". Osea, no hay más nada que hablar!

El finlandés tiende a medir y a ser parco con las palabras. No habla por hablar, solo lo hace si tiene algo relevante que decir. Suele ser muy franco y directo, de tal manera que no deja lugar a dudas en lo que dijo. No entiende eso de adornar o disfrazar algo que quieres decir. Preciso y conciso sería la mejor forma de describirlos. El dominicano por otro lado, es todo lo contrario. Habla mucho para decir poco. A menudo se inventa excusas literalmente "increíbles" y totalmente predecibles; y aún sabiendo que el "receptor" de dicha fábula se está "oliendo la tocineta" de la mentira, como quiera insiste en terminar el "cuento", y si puede improvisar en el camino, mejor.

Los finlandeses tienen la peculiaridad de que a pesar de que casi no hablan, cuando lo hacen, hablan duro, y a la misma vez son capaces de hablar sin tomar pausas, incluso hablan mientras inhalan el aire para respirar. Todo un espectáculo!

También tienen la particularidad de que cuando hablas, dificilmente te interrumpen. Hasta que no acabes tu idea no interfieren en ella. Como debería de ser ¿no? Pero para un dominicano esto es difícil de asimilar, porque puedes llegar a pensar de que en realidad no te están prestando atención, ya que estamos acostumbrados a que todo el mundo te interrumpa antes de que acabes de decir lo que estás "tratando" de decir. Se nos ha hecho normal, oír voces (o gritos) entre el inicio y el poco probable final de un comentario.

La timidez finlandesa puede llegar a ser muy subjetiva, ya que si bien es cierto que les cuesta hablar, comunicarse, mirar y todo lo demás; también es cierto que les resulta sumamente cómodo y natural estar desnudos entre amigos, familiares y desconocidos. En este caso seríamos los latinos (dominicanos) los más tímidos, y a los que les pareceríamos extraños a ellos, ya que por lo general no acostumbramos a "destaparnos" ante nadie. Sin embargo aquí no. Aquí probablemente veas primero a alguien desnudo, antes que cruzar algunas palabras. Es lo primero que hacen al "conocer" a alguien, invitarlo a sus adorados saunas. Se puede decir que es su principal manera de sociabilizar. En un lugar donde no hay que hablar mucho y se puede estar desnudo, jaja. Definitivamente es su zona de confort.

Ya sabemos que el finlandés no es el ser más sociable que digamos, pero existen varios factores o situaciones que anulan por completo todo lo dicho anteriormente. Es donde considero que el finlandés pierde dicha timidez social que lo caracteriza. Primero: obviamente el alcohol. Cuando el finlandés toma se transforma totalmente en otra persona. Habla, canta, hace amistades efímeras y sociabiliza como el más simpático de los dominicanos. Sé que pensarán que esto ocurre con todo el mundo, pero la diferencia está en que por ejemplo, el dominicano cuando toma, pasa de ser sabroso a sabrosísimo y no de no decir una palabra a entablar conversación. No es lo mismo pasar de gris oscuro a negro, que de blanco a negro; hay una gran diferencia. Lo segundo es, cuando estás de visita un sus casas. Aquí el escudo callejero en el que se esconden cuando están fuera desaparece y le puedes llegar a escuchar algunas palabras entre los labios y hasta oirlos explicar algo detalladamente. Y tercero: el verano, que aunque no siempre los hace hablar, por lo menos les da el ánimo para devolver un saludo o alguna sonrisa.



Alcohol y verano, ingredientes imprecindibles para una velada exitosa con finlandeses


Calamaro debió de haber estado viviendo en Finlandia cuando se le ocurrió darle el título Honestidad Brutal a unos de sus discos. Es como también definiría yo esta cualidad de los finlandeses (al menos a la vieja y media generación). No es casualidad que Finlandia sea uno de los países menos corruptos del mundo, esto se lo deben claramente a sus honestos ciudadanos. Los finlandeses suelen ser honestos y justos en la mayoría de las situaciones, es como si viniera incluido en el "software" de ser finlandés. Las cosas con las que me he encontrado aquí me ha llevado a sacar esta rotunda conclusión.

Es más fácil encontrar pingüinos en Boca chica en plena semana santa, que encontrar un finlandés que esté tratando de engañarte, robarte o queriéndote sacar injustamente provecho de algo. Si creen que estoy exagerando (que lo estoy), aquí algunas cosas con las que me he topado desde mi llegada:

Lo primero con lo que "flipé" (vuelve el perro arrepentido), es que aquí normalmente las compañías o encargados de darle mantenimiento al edificio de apartamentos donde vives, poseen llaves de tu casa, y pueden entrar a ella si el caso lo amerita. Está claro que no pueden entrar sin tu permiso, pero tampoco es que te lo piden directamente. Como fue el caso de nosotros en el edificio donde vivíamos. Una vez se necesitaba dar mantenimiento a las calefacciones de los apartamentos, estos enviaron simplemente una nota, diciendo que de tal día a tal día, entre estas horas, estaremos yendo a las casas. Si tu estabas, entraban, sino, también. Normalmente tocan 3 veces, si no responde nadie, entonces entran y se ponen a trabajar donde sea necesario. Esto mismo se repitió otro día con las tuberías de la cocina.

A mi eso me pareció increíble, ¿Confiarías tu en Dominicana, las llaves de tu casa a un total y desconocido plomero? "Oye Juan, llámate un plomero, toma dale las llaves de la casa y dile que si no hay nadie en ese momento, que entre y que por favor arregle la tubería del baño", jaja jamás!!! Allá lamentablemente (y necesariamente) tenemos que tener 2 o más cerraduras en las puertas, sin olvidar los más que decorativos hierros en cada una de las ventanas de la casa o apartamento (independientemente de que vivas en un primer o séptimo piso, se han visto casos.....). Es la única forma de dormir "medio" tranquilo.

Otra cosa que me sorprendió y me sigue sorprendiendo, es la probabilidad de que aparezca algo que prácticamente has dado por perdido. Incluso cuando no te has dado cuenta que has perdido algo, es probable que recibas la grata sorpresa de que alguien lo ha recuperado y que está en plena disposición de devolvértelo, sin ningún tipo de interés monetario $$.

Muchas veces, incluso cuando no has dejado nada que te vincule al objeto perdido, es muy posible que tengas suerte y lo recuperes. Como ha sido el caso de un amigo mexicano, quien me contó que una vez olvidó su cámara digital en un famoso parque público de Helsinki y que efectivamente, como el esperaba, cuando regresó al lugar de los hechos, ya la cámara no estaba. Para su sorpresa, la persona quien encontró y tomó la cámara, había dejado una nota en el mismo sitio, indicando su número de teléfono y que en caso de que encontrara la nota, lo llamara para ver a donde podía llevársela. Así mismo, ni siquiera donde la puedes ir a buscar, sino a donde puedo llevártela.

No se sorprendan si en Dominicana te encuentras incluso con la situación en que alguien ve a alguien olvidando algo en un sitio y en vez de avisarle, prefieren esperar que se vaya y tomar lo que haya dejado. Afortunadamente no todos los dominicanos actuamos igual, y todavía de vez en cuando aparecen personas honestas también.

De la misma manera y por separado, dos amigos me han dicho que han olvidado sus celulares en autobuses. En uno de los casos, quien lo encontró llamó a uno de los contactos del dueño y en otro caso, el mismo chofer del autobús se encargó de ubicar al dueño y describirle la ruta que iba a cubrir, para que este fuera a la parada más conveniente y entregárselo. A todo esto le sumamos las anécdotas de personas que encuentran dinero, preguntan a quien le pertenece o simplemente lo llevan a la recepción del lugar donde estén. Es sencillamente increíble!!

En cuanto a lo "justo" que cité anteriormente, me llega a la mente cuando en plena crisis, "E" se quedó sin trabajo y al no tener como pagar su "caro" gimnasio, le dice a la recepcionista que por dichas circunstancias, no tiene como pagar. La respuesta del "Gym" fue: "ahh si, comprendemos la situación, este mes no tienes que pagarlo entonces y puedes seguir viniendo". Llámenlo si quieren "estrategia para no perder a un cliente", pero de todas formas no me imagino a una empresa dominicana, anulandote una factura por el hecho de que te quedaste sin trabajo y no tienes como pagarla. Sueña pilarín!!!!

Con la misma varita de justicia, la oficina de transporte público ha anunciado esta semana que para compensar a los usuarios por los retrasos que han tenido los trenes y autobuses ultimamente, debido a la gran cantidad de nieve que ha caído; todos los tickets del mes que viene, estarán con un 25% de descuento. Y no era que no había trenes ni autobuses, había la misma cantidad y pasaban con la misma frecuencia, es solo que no salían o llegaban a la hora estipulada en los horarios establecidos, lo cual no permitía al ciudadano planificar cuando salir o llegar exactamente a un sitio. ¿Se imaginan los dominicanos las omsas a mitad de precio, porque la semana pasada llovió mucho y no pudieron salir unas cuantas unidades? Sueña pilarín!!!!









Los puntuales trenes y autobuses de Helsinki




Flamante OMSA, quedada en medio de la 27

De todas las cualidades que definen al finlandés común, me quedo con una: "La modestia". Aquí es donde verdaderamente puedes encontrar una diferencia abismal entre nuestras culturas. Para mí, que vengo de una sociedad en donde las personas se miden por el modelo de carro o celular que tengas, el encontrarme con esta falta de ostentación ha sido como una bocanada de aire fresco. Un ambiente en el que he tenido y querido adaptarme.

La modestia en general es uno de los valores mas importantes y mejores vistos en toda Finlandia. Extrañamente encontrarás a un finlandés alardear sobre sus posesiones o sacando pecho por sus logros personales. Aquí es de buena conducta tomar al otro en consideración y de no hacerlo sentir ofendido bajo ninguna circunstancia.

Pero ya!!, basta de alabanzas y vamonos a las a veces tediosas comparaciones. En este caso tediosas porque sin haber escrito nada aún, sé que lamentablemente en este departamento los dominicanos (en mi opinión) salimos perdiendo. O mejor dicho, nos quedamos atrás, porque al fin y al cabo esto no se trata de ganar o perder.

Para empezar, el dominicano es "comparón" por naturaleza, le gusta el tener algo que lo demás no puedan tener, siempre y cuando sea algo que se pueda envidiar. Mientras más envidiable el asunto, mejor y más feliz es. A la hora de comprar algo, siente la necesidad de anunciarlo a todo el mundo y con una antelación casi "finlandesa". Es tanto así, que el último en enterarse de que fulanito se compró algo, puede llegar a sentirse ofendido :"mierda te compraste esa vaina y no me dijiste na, ta bien, no te apures", jaja. Por lo que he visto, aquí en Finlandia te enterás de que alguien tiene o ha comprado algo porque ese dia por alguna razón visitaste su casa, o porque fortuitamente te encontraste a esta persona en algún lugar.

A un finlandés le piropeas algo, y te dice que no es nada y que le costó muy poco. A un dominicano le piropeas, por ejemplo, una camisa y educadamente te responde: "gracias, a la orden", aunque en la mayoría de los casos sabes que en verdad lo que quizo decir fue algo así como: "pa' ti y pa' mi, pero na' ma' la uso yo"; y claro, luego prosigue a decirte cuanto le costó y donde la compró.

Este tipo de comportamiento dominicano, no se limita unicamente a las cosas materiales de "larga duración", tambien podemos encontrarlo a la hora de comer. Muy a menudo te puedes ver en la situación de que alguien está degustando un suculento plato, que aunque en el fondo no quiere compartirlo, te da a probar un poco con el único objetivo de que sepas que tan bueno está lo que él come, y así crear este tipo de "envidia culinaria" y luego comerselo con más "gusto". Le pides un poco más y lo más seguro es que te responde : "echa pa' allá".

La diferencia entre nuestros países radica en que la República Dominicana (desde que tengo uso de razón) ha sido siempre un país que de una forma u otra fomenta la desigualdad social, que le gusta las clasificación económica, y en donde han hecho del "cada quien jala pa' su lao'" un deporte nacional, olvidando así la importancia del trabajo colectivo y del bien común. Y por otro lado, soy testigo de que en Finlandia se promueve y respira igualdad, tanto de género como de oportunidades individuales. Aquí el hijo del más "rico" estudia en la misma escuela (pública) que hijo del más "pobre", entre comillas porque la gran masa poblacional se encuentra en una constante "clase media", con unos que otros destellos hacia arriba y abajo.

La primera en creerse esto de la igualdad, es la misma presidenta(e) Tarja Halonen, de quien me cuenta "M" (una de las compañeras de apartamento) estuvo hace unos meses de compras en la tienda donde ella trabaja, acompañada simplemente de un par de agentes de seguridad. Todo esto sin la necesidad de cerrar la tienda, sin tener la presencia de la prensa, ni hacer el típico aparataje americano. A la hora de pagar, le tocó a "M" atenderla, como a una cliente más del montón. Lo más impresionante fue cuando "M" le preguntó si tenía la Plussa Kortti ( lo mismo que la "Siremás" de la Sirena) de dicha tienda, y Tarja Halonen le responde, "ahh si, espera" y la busca en su cartera. Al final la factura no hizo mas de 25 euros.

De la misma manera que en la tienda, Tarja Halonen estuvo hace un tiempo, en la misma sala de cine que un compañero de clases, a solo 3 filas de asientos de diferencia. En una tanda común y corriente, abierta para todo el mundo. De Leonel en el cine, mejor ni hablar.

Tarja Halonen y su esposo, disfrutando de una velada cinematográfica


¿Se imaginan ustedes al "Dr. Leonel Fernández" sacando una siremás de la cartera? jamás!!! Es fácil imaginarse el cuadro del hipotético caso de nuestro "excelentísimo" presidente yendo a comprar algo a la Sirena: para empezar, todas las calles aledañas cerradas y el tráfico paralizado. La tienda ni se diga. Acceso nulo a cualquier mortal, empleados seleccionados y los fotógrafos sacando la foto de la más que segura portada de la próxima edición del matutino, donde se vería el dueño de la tienda, atendiendo personal y simbolicamente al mismísimo Sr. Presidente (con el "Jay" Payano detrás incluído). Entre agentes de Amet, patrullas, sirenas, agentes de seguridad, policías secretos, ambulancias, periodistas y "lambones" autorizados, completan lo que parecería más una mezcla entre un desfile militar y un carnaval, que una simple compra.



Agentes de la AMET, listos para escoltar al Sr. presidente de la República


Pero no todo es diferencia entre dominicanos y finlandeses. Hay algo que tenemos en común: El nacionalismo. Que aunque este se presente de distintas formas, al final lo sentimos de la misma manera.

El finlandés normalmente pone por delante a todo producto que tenga el sello de "made in Finland", tanto así, que están dispuestos incluso a pagar más por ellos. Yo no entiendo mucho de economía, pero mi experiencia dominicana en supermercados me ha enseñado que "importado" significa más caro y "nacional" más barato, en productos de la misma línea. Pero aquí en Finlandia pasa todo lo contrario, lo hecho en Finlandia casi siempre es más caro y te puede llegar a costar hasta el doble de lo que cuesta el producto importado. Soportan y confían en sus productos, y por eso están orgullosamente dispuestos a pagar más, ya que también reconocen que apoyar sus productos significa sostener su economía. Afortunadamente los productos son, por lo general, de excelente calidad y casi siempre pensados en la ecología de los mismos, algo muy escencial para los finlandeses.

Van ya varias veces, por ejemplo, que veo a un finlandés decidiendose por cadenas de restaurantes finlandeses, solo por el hecho de ser finlandeses. Porque aseguran que utilizan productos nacionales y por ende de mejor calidad que la internacional competencia.



El orgullo y nacionalismo dominicano es un poco diferente, sale de adentro pero se basa en poca cosa. Lo digo porque normalmente de las cosas que nos sentimos más orgullosos, suelen ser resultados indirectos de nuestra misma falta de capacidad como nación.

Tenemos por ejemplo, a los atletas dominicanos, específicamente los peloteros. Esos que nos hacen gozar todos los años y que siempre ponen la bandera por todo lo alto y de los que de verdad nos sentimos orgullosos. Pero detrás de todo esto está el hecho de que por no haber tenido la oportunidad de recibir una educación adecuada, se han visto obligados (ya sea por imposición de los padres o por alguna otra razón) a optar por prácticar un deporte, con la millonaria ilusión de salir de su situación. ¿Entonces? ¿De qué debo sentirme orgulloso? Me siento bien por el que lo logra, pero lamentablemente la mayoría se queda en el camino, sin educación y sin nada. Pero lo más curioso es que aquellos que lo logran, están injustamente agradecidos de ser dominicanos.

El "Sammy" ¿Orgullo nacional o fracaso exitoso? ¿ O Ambos?

A los dominicanos nos gusta tomar el crédito por los logros individuales de cualquiera que tenga algo de "dominicano" en las venas, y venderlo como producto netamente local. Ahí tenemos los conocidos casos de gente como Félix Sánchez, Zoe Saldaña, Michelle Rodríguez, Alex Rodríguez entre otros, quienes han llegado donde están porque otros países han creído e invertido en ellos. Pero a la hora de llegar a la cima es cuando más nos interesamos en "adoptarlos" y reconocerlos como dominicanos.

Pero nada de esto le quita fuerza al apoyo incondicional que le damos a los "nuestros" a la hora de resaltar internacionalmente. Es una capacidad digna de admirar, y más teniendo en cuenta lo poco que invertimos para que alguien con talento se desarrolle.

A pesar de todo, sí existen cosas en las que verdaderamente siento que estoy orgulloso de ser dominicano, de esa capacidad de sonreir ante la adversidad, de la de sociabilizar, de lo relajados que somos, de sentirnos hermanos en cualquier lugar donde nos encontremos, de tener presente el valor familiar que tanto escasea por estos lados y de la servicialidad que nos caracteriza. Definitivamente un sello orgullosamente:

Para ya finalizar con el tema del finlandés común (que no paro de irme en una), no se que conclusiones podrían sacar ustedes, pero para mí, al final lo que tenemos es: a alguien que no habla, pero se comunica, que es tímido, pero habla duro y sin pausas, tanto para afuera como para dentro, se transforma y le gusta andar "encuero", logra mucho y enseña poco, que vive feliz sin sonreir lo suficiente, habla un idioma único y que sin saludar no pasa por mal educado.

Dicen que es difícil hacer un amigo en Finlandia (no lo dudo), pero que cuando lo consigues es para siempre. Aunque esto me suene más a respuesta defensiva ante la falta de sociabilidad que se les acusa, espero que sea cierto y poder comprobarlo satisfactoriamente.



Nota: Feliz día de Independencia a todos los dominicanos, espero que no sigamos olvidando lo que esto realmente significa.

22 comentarios:

  1. excelente el post carlangas!!! mañana te doy mi verdadero comentario que toy asueñao : P

    ResponderEliminar
  2. que este mas apero cada vez!!.... estamos conociendo a finlandia bestialmente... ahorita el carlangas hace un libro y se hace de cuaro!

    hay potencial men!!!

    (en espera del proximo) QUIERO MAAAAASSSS!!!!

    ResponderEliminar
  3. exepcional bogus de verdad mano, que este abriendo las fronteras de la cultura finlandesa el bogus. me soprendio muchisimo la honestidad de ese pais, increible de verdad, y lo discreto, el pana se moria por leer y el solo hecho de no molestarte, porque entiendo que no es por pedirtelo bogus, creo que es, por no por no molestarte men. bestial. toy killao esta vaina dique de anonimo. quiero mi nombre bestial?????

    ResponderEliminar
  4. suenia pilarin, mierda que risa, jajajajajjajajajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  5. El Jay nunca se queda en ningun figureo publico... ya me imagino la escena, Leo en frente de la caja pasando el dinero o tarjeta a una cajera bien uniformada y presentable con el dueño del grupo Ramos al lado sonriendole al presidente y todos los fotografos capturando ese momento historico y unico y en el medio de la foto un poco mas atras el Jay llevando el carrito del supermercado... jejejeje

    ResponderEliminar
  6. Hola, soy de Argentina, si es verdad lo que decis, yo sabia bastante acerca de eso, y tal cual son frios, alcoholicos pero eso si, educados... Como me dijo un amigo venezolano que habia visitado Finlandia;Y si, Son educados porque nisiquiera tienen motivación para reacionar de otra forma...

    * Yo tenia Finlandeses en el msn y los terminé borrando a todos, eran aburridos... Besossss

    ResponderEliminar
  7. Totalmente de acuerdo con el post..El Carlangas lleva un pequeño sociólogo dentro... todos cojeamos por algún lado no obstante, habría par de cosillas que nos vendría bien aprender a los latinoamericanos de los finlandeses...

    ResponderEliminar
  8. Muy buen post! Ta completo.

    Has mostrado claramente la diferencia entre una nación con poca gente bien educada y una con una sobrepoblación no educada.

    ResponderEliminar
  9. Cuidado, eso de gente bien educada,es muy relativo.Es posible que tengan un alto nivel de escolarización y formación reglada.Que no es igual a tener educación.Que lo dudo.
    Pues gente MALEDUCADA,EGOISTA,CARENCIA DE SENTIDO COMUN,SEPARATISTA,ANTIFAMILIAR Y DEMAS etc..
    EL DINERO AYUDA A VIVIR PERO NO DA LA FELICIDAD.FINLANDIA ES LA PRUEBA.

    ResponderEliminar
  10. Oh, cuidado anónimo. Soy finlandesa común y no pienso que sea maleducada, sin sentido común ni antifamiliar, y más importante, soy feliz, igual que mi familia y para colmo, no somos ricos. Pero, cada quien saca su propia conclusión y si tiene sentido común, reconoce las exageraciones y evita las malinterpretaciones :D.

    ResponderEliminar
  11. Haber entonces explicame estos puntos:
    *Mala Educacion y Sentido Común:En el tranvía,bus,metro,tren.Nunca he visto a un Finland@s ceder su asiento a una embarazada,persona mayor,discapacitado.
    *Antifamiliar:Dejáis a vuestros mayores en las casas solos,eso si con algún tipo de asistencia domiciliaria pero sin el calor familiar.Os olvidáis que ellos cuidaron de vosotros cuando erais bebes.Y lo peor cuando fallecen estas personas que viven sol@s os enteráis por el olor que sale por debajo de la puerta.
    Felicidad y Riqueza:EL DINERO AYUDA A VIVIR PERO NO DA LA FELICIDAD.sino dais una vuelta por Helsinki.
    Todos estos comentarios son opiniones de personas que han viajado mucho y que yo publicó sin INTENCION DE OFENDER NI MOLESTAR SOLO ES LO QUE LA VISTA APRECIA.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, querido anónimo...

    Hay cosas que si deberian estar mejor en Finlandia y hay finlandeses que deberían ser más cordiales y atentos... pero, yo de mi parte siempre cedo mi asiento a cualquier persona que este en necesidad de sentarse y esto lo he visto pasar varias veces entre otros también. Sin embargo, debes recordar que los finlandeses son "unos bichos raros" que muchas veces no quieren que les ayuden o les den por ejemplo asiento, porque se sienten en total capacidad de quedarse parados. Se sienten fuertes a pesar de su edad, por ejemplo. En cierto sentido también lo veo bueno. Aquí los viejos no se quedan en sus casas lamentando la vida, sino salen a la calle y toman sus autobuses igual que siempre... Cuidado si le quieres ceder tu asiento a un viejo "cascarabias" de estos, seguro se ofende en vez de agracederte! Asi que, a veces para nosotros "maleducados finlandeses" es cordial dejar que el viejo se sienta fuerte quedandose parado.

    En cuanto a los viejos en acilos y solos en sus casas... bueno, con algunos pasa, lamentablemente. Pero si tienes hijos que vivan cerca, es raro que te dejen solo! No se cómo son los finlandeses que conoces, pero entre mi familia y amigos, a ningun abuelito/a lo han dejado solo sin "calor familiar"!

    Y lo del olor que salió por debajo la puerta... Esto lo leiste en algún periódico, no? Pués si fuera algo común y corriente, crees que lo anunciaran en el periódico? No. Yo también escuché sobre el incidente y sé que no fue la primera vez, ni la última, y tampoco algo que solo pasa en finlandia, así que, evitemos las exageraciones, no?

    Lo que si es cierto es que los finlandeses podrían ser más expresivos en cuanto al afecto. Podrían ser más alegres y amistosos y juntarse más con sus queridos... pero, si fuera así, quizás ya no fueramos finlandeses. Lo que no es cierto es, que no queramos a nuestros familiares. Manifestamos nuestro afecto hacía ellos de maneras más moderadas, pero no dejan de ser los seres más queridos para nosotros. Simplemente somos gente muy independiente.

    ResponderEliminar
  13. SRA O Señorita,
    Muchas gracias por su explicación, aunque como es normal no todas las comparto.Pero las respeto, que es la base de cualquier dialogo.
    Por otra decirte que el choque cultural en general,es MUY FUERTE E ILOGICO.

    ResponderEliminar
  14. que se ponga intenso esto por aquí...

    cual será la nacionalidad del anónimo???

    ResponderEliminar
  15. Ciudadano del mundo.

    NO ECHES RAÍCES EN UN SITIO,MUÉVETE.PUES NO ERES UN ÁRBOL,PARA ESO TIENES DOS PIES.

    ResponderEliminar
  16. Bueno anónimo pues entonces que VIVA FINLANDIA! Ya que eres ciudadano de ella tambien.

    ResponderEliminar
  17. Francisco,ciudadano de paso por este país.
    VIVA LA BUENA: GENTE,CLIMA,CULTURA,COMIDA,COMUNICACION.

    ResponderEliminar
  18. Hi Carlos! I came to your blog through fb, and found this entry interesting and amusing. I mean, by now you already must be aware that one thing that is veeeery characteristic of us Finns is the unending curiosity mingled with insecurity regarding what other people think about our country and culture ;) Especially the thing about maintenance guys entering your apartment with their own keys when you're not at home made me laugh out loud. It's such a standard practice (my parents had something fixed on their balcony just this Thursday while nobody was at home), but kind of crazy when you come to think of it. Thanks for that and other eye-openers.

    Cheers,

    Siiri, who will have lunch with her educated and happy 85-year-old grandparents tomorrow, does her best to talk to strangers and give her seat to elderly people - and survived a year in in-your-face Italy once upon a time

    ResponderEliminar
  19. Buen Aporte!, nos puedes decir porfa, que tal el trabajo por alla?, como ven al latino en el trabajo? Gracias!

    ResponderEliminar
  20. Increible puedo darte la razon. en mis pais conoci 4 Finlandeses, les estoy enseñando hablar mi lengua a uno en especial, con el cual estoy saliendo. son muy distinto entre ellos pero realmente encontre caracteristicas en cada uno de ellos a medida q leia tu informe.. ellos aqui estan de paso x trabajo y lo que hago es enseñarles mi cultura para que puedan desenvolverse... exitos me gustaria una direccion para poder comunicarme con usted x messenger. saludos!!!

    ResponderEliminar
  21. Hola a todos!! Me encanto el escrito, gracias por compartir tus experiencias me hago una idea muy grande, talvez voy pronto allà. Soy Colombiana, vivo allì con un Finlandes , y para mi sorpresa el no es nada timido, ni frio, solo puede salir alguna vez con algunas cositas raras mas como de costumbres o cultura. Es muy amitoso, demasiado para mi gusto creo, solo quiere conocer gente y hablar, tanto que una salida en pareja puede facilmente convertirse en un plan de muchos nuevos amigos y asi es siempre, no es como aca que los novios salen solos y llegan solitos generalmente, intimidas de novios y etc. Aca en Colombia conoci otros dos finlandeses muy amistosos que llegaron felices y relajados a disfrutar hasta la ultima gota de sol, sin miedo, con ganas de aventura, deportes extremos, ver la naturaleza y los rios. En cuanto a la honestidad segurisimo lo son mas que nosotros mismos pero no creo que lo sean del todo por cosas que me han contado, de verdad tengo ejemplos reales de 3 finlandeses que no actuaron con honestidad, inventaron un robo para aprovechar un seguro $$$ y me han dicho que en finlandia algunos aprovechan el beneficio economico del sistema para viajar a india con ese dinero y etc.. lo cual es normal, gente normal, si hubiera ese beneficio aca la gente se volveria loca, y lo de no actuar con honestidad aca tambien lo hay, solo quiero decir que talvez no son tan impecables, pero mas que nuestra cultura segurisimo!!!!! y de fidelidad....

    Todo lo que he dicho es porque vivo con un finlandes hace 8 meses y me cuenta muchas cosas, pero yo misma quiero ir a ver y tener la expericia de sentir en realidad como son, pero para mí que son grandes personas, muy intelectuales, leen mucho, cultos, saben mucho de historia y me parecen muy sencillos. Soy de las que piesan que todo son personalidades, que cada persona es diferente y que las generalizaciones y estereotipos son injustas, cada persona es individual. Por ejemplo si dicen que los finlandeses son frios y timios este finlandes que tengo no es para nada timido ni frio, es un poco hasta coqueto y miron de mujeres en la calle aùn conmigo al lado... y eso no lo habia sentido antes con un colombiano, entonces son timidos para unas cosas y para otras no??? Aunque aclaro que imposible no mirar las super tetas y super nalgas de mis compatriotas las operadas jejeje. En fin... gracias a que los colombianos tenemos mala fama hoy sufro para obtener la visa e ir a finlandia, es muy dificil los requisitos, el me va a llevar y esperamos pasar alla este verano y conocer a su familia, pero aun no tengo visa shengen y me faltan muchos papeles :(

    ResponderEliminar
  22. -Aqui en españa se destaca y se mira con emvidia de filandia, las altas notas de los escolares filandeses, (las mal altas de Europa) dan mucha importancia a la educaccion. de hecho para ser maestro en Filandi hay que tener un nivel universitsrio , y estan muy bien pagados Y se valora mucho a los mestros,

    ResponderEliminar